El estudio para autoconsumo fotovoltaico es el paso previo fundamental en la ejecución de la instalación de los paneles solares y demás componentes del sistema. En esencia, hablamos de la planificación de la infraestructura de autoconsumo teniendo en cuenta una serie de factores. Entre estos están:

  • La ubicación geográfica del edificio o industria en la que se  instalará el sistema.
  • El consumo diario de energía eléctrica, individual o colectivo, según sea el caso.
  • Espacio disponible para la instalación de las placas fotovoltaicas. Es decir techos, cubiertas de naves industriales, terrazas de edificios o emplazamientos en tierra.
  • La orientación e inclinación que tendrán los paneles solares, para aprovechar al máximo la incidencia de luz solar.

En las siguientes líneas conocerás cómo suelen proceder las empresas de servicios energéticos certificadas -como E4e Soluciones– para llevar a cabo dicho estudio.

Ubicación geográfica del proyecto, variable importante en el estudio para autoconsumo fotovoltaico

España es un país privilegiado en cuanto a cantidad de horas de sol al año. Pero cada Comunidad Autónoma, región o provincia, de acuerdo con su ubicación geográfica y altitud, difiere de otras por la cantidad de irradiación solar que recibe. Por lógica, esta variable influye directamente en la cantidad nominal de electricidad que generan las placas solares. En aquellos sitios con más días y horas de sol al año los proyectos de autoconsumo requerirán menor número de paneles.

A modo de ejemplo, una instalación fotovoltaica de autoconsumo en Madrid podría producir más de 1.600 kWh anuales por cada kWp (kilovatio pico) de potencia instalada. Si sus paneles solares están inclinados a 35⁰, recibirá una irradiación sobre los 2.000 kWh por m2.  De noviembre a enero la producción mensual apenas supera los 100 kWh. Por el contrario, en verano, la generación puede ser mayor a los 150 kWh en junio y estar alrededor de 170 kWh en julio y agosto. Pero en Santiago de Compostela, un sistema fotovoltaico produciría poco más de 1.250 kWh anuales, por cada kWp instalado. Con la misma inclinación de las placas, el sistema recibiría una irradiación solar sobre 1.570 kWh por m2. Entre noviembre y enero, la producción mensual ronda entre los 60 y 56 kWh. Mientras que en julio y agosto sólo alcanza 143 kWh.

Las empresas de ingeniería energética certificadas hacen cálculos minuciosos. basados en las coordenadas del lugar donde estará ubicada la instalación. Durante esta parte del estudio para autoconsumo fotovoltaico, suelen consultar la herramienta «open data» Photovoltaic Geographical Information System (PVGIS) de la Unión Europea.

Cálculo del consumo estimado en el estudio para autoconsumo fotovoltaico

Ciertamente las demandas de consumo de comunidades de vecinos, empresas de servicios e industrias son muy diferentes. Por tanto, los profesionales del proveedor de instalaciones de autoconsumo deben tener en cuenta la cantidad de luminarias, electrodomésticos, máquinas y ordenadores existentes en éstas. Así como también el tiempo estimado y las horas del día en que éstos son usados. Como dijimos, se considerará también si el autoconsumo será individual o compartido. Empezando por un ejemplo básico, supongamos que en tu nave industrial se emplean doce luminarias de 100 Watts cada una y que estarán encendidas 10 horas al día. El cálculo sería el siguiente:

12 unidades x 10 horas x 100 Watts= 12.000 Watts

Lo mismo aplica al consumo diario específico de cada máquina o herramienta que se emplee. Por tanto, la suma de la energía que consumen todos los equipos y elementos conectados nos dará el total de potencia requerida. Este resultado nos permitirá calcular la cantidad de paneles fotovoltaicos necesarios para cubrir en parte o en su totalidad la demanda de electricidad.

El importe de la factura eléctrica como guía 

Otra forma más sencilla de calcular los requerimientos de energía es consultando las partes de la factura de la luz. La parte activa de esta factura, sumada a la potencia contratada, reflejan la verdad sobre nuestras necesidades y hábitos de consumo. En términos prácticos, si un usuario paga más de 100 € de electricidad, tendría que instalar de nueve a diez placas solares en adelante. No obstante, la suma pormenorizada motiva al cliente a establecer sus propios límites de consumo, para aplicar la eficiencia energética y obtener mayores ahorros.

Aparte de todo lo anterior, muchas comunidades de propietarios resuelven su cuota de autoconsumo compartido manifestando la cantidad de potencia de la instalación que cada uno esté dispuesto a pagar. Este también sería un esquema ideal, por ejemplo, para los grupos de PYMEs reunidos en torno a una misma instalación fotovoltaica. Incluso, es importante considerar si los asociados a una planta desean acogerse a la modalidad de autoconsumo compartido con o sin compensación de excedentes.

En definitiva, la empresa de servicios energéticos a cargo de ejecutar la instalación debe considerar y evaluar todas estas variables. De esta manera se podrá calcular la cantidad de módulos y saber el tipo del inversor y de otros componentes de la instalación fotovoltaica. Por lo que este cómputo es indispensable en todo estudio para autoconsumo fotovoltaico.

El espacio disponible, otra variable a considerar en el estudio para autoconsumo fotovoltaico

Los diferentes tipos de placas solares disponibles en el mercado tienen un área aproximada de 1,5 m2 a 2 m2. Estas dimensiones determinan la cantidad de potencia y rendimiento aportado por cada módulo. En concreto, los monocristalinos de 1,5 m2 generan de 200 a 250 W de potencia y tienen un rendimiento de 14 a 15,5%. Por su parte, las placas solares de 2 m2 aportan de 350 a 400 W y su rendimiento es de 18 a 20%.

En este sentido, el personal de la empresa proveedora ha de inspeccionar el espacio o emplazamiento disponible para la instalación fotovoltaica. Así sabrán la cantidad y tamaño de los módulos a plantear en el diseño. De manera particular, evaluará el material, las características y condiciones del techo, terraza o cubierta de nave industrial. En parte, la selección de las estructuras y mecanismos de soporte de las placas solares depende de esta inspección. Incluso esto servirá para medir y distribuir el cableado necesario.

Igualmente, es preciso inspeccionar la dependencia interna de la edificación donde se instalarán el inversor, el contador de voltaje y demás componentes del sistema. La misma debe poseer las condiciones de temperatura y humedad requeridas para no afectar el funcionamiento de estos equipos.

Selección de los componentes, elaboración del presupuesto y propuesta de contrato

Una vez evaluadas todas las variables descritas y realizados todos los cálculos, la empresa procede a estimar la cantidad y tamaño de los paneles solares. También instalará el resto de componentes de acuerdo a las dimensiones y propósitos del proyecto. Como usuario, es imprescindible que compruebes que el proveedor elegido trabaje con las mejores marcas en equipos y materiales de instalación. Esto es crítico para lograr el rendimiento esperado de la instalación fotovoltaica y las metas de ahorro. Claro que esto influye en la cantidad del presupuesto, pero también asegura la calidad de la instalación y el retorno de inversión.

Por otro lado, empresas como E4e Soluciones pueden proponerte un contrato EPC (Ingeniería, Adquisición y Construcción) o un modelo PPA (Power Purchase Agreement). En la primera modalidad, inviertes el total del valor presupuestado y disfrutas de inmediato del 100% del ahorro calculado por el proveedor. En este caso, el tiempo de amortización sería de cuatro a seis años aproximadamente.

Con el modelo del segundo contrato, el proveedor asume toda la inversión. Es decir, no pagarías nada por la instalación y obtendrías una rebaja en tu factura eléctrica durante la vigencia del contrato. Los contratos PPA suelen durar entre doce y quince años, plazo durante el que se amortiza la inversión. Culminado el acuerdo, la instalación pasa a ser de tu propiedad y no pagará nada por la energía que produzca la instalación. Durante el estudio para autoconsumo fotovoltaico, la empresa de servicios energéticos considerará la viabilidad de la modalidad PPA para tu proyecto.

E4e Soluciones realiza el estudio para autoconsumo fotovoltaico de tu instalación sin compromiso

Como parte de nuestro servicio “llave en mano”, E4e Soluciones realiza el estudio técnico para tu instalación de autoconsumo fotovoltaico, sin compromiso. En este informe comprobarás que trabajamos con las marcas más reconocidas del mercado, especializadas en placas solares, inversores y todos los componentes que requiere tu proyecto.

Una vez aprobada la propuesta, desde E4e Soluciones nos encargamos de todos los aspectos de legalización de la instalación, provisión y transporte de componentes y materiales, ejecución de la obra y puesta a punto. Más aún, si lo estimamos viable, puedes optar por un contrato PPA, con las ventajas ya mencionadas. Con esta opción, los servicios de monitorización y mantenimientos preventivo y correctivo corren por nuestra cuenta.

Contamos con más de diez años de experiencia desarrollando proyectos de autoconsumo fotovoltaico para empresas y comunidades de propietarios de todos los sectores y tamaños. Lo mejor es que podemos atender tus requerimientos en toda España.

¿Quieres un estudio completamente gratuito y sin compromiso de tu instalación solar para autoconsumo?

Contáctanos

La puntuación de nuestros lectores
[Total: 0 Average: 0]

SECTORES

  • Residencial
  • Industria
  • Sanidad
  • Educación
  • Deporte y ocio
  • Logistica y transporte
  • Agrario
  • Organismos públicos

CONTACTO

Calle Joaquín María López 23, sótano 228015 , Madrid, España

Lunes a Jueves de 9:00 a 18:00

Viernes de 9:00 a 14:30

info@e4e-soluciones.com

91 811 92 24

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Las necesarias para que el sitio funcione correctamente

gdpr, PHPSESSID

Advertising

Análisis

Wordpress y Google analytics almacenan datos de navegación con el fin de hacer mejoras en el sitio web

_ga, _gat, _gid, SL_C_

Other