¿Qué tipos de placas solares existen y en qué se diferencian? Seguramente estarás haciéndote esta pregunta, ahora que te estás planteando la opción del autoconsumo fotovoltaico en tus instalaciones. En este articulo te vamos a dar todas las claves que necesitas para que te decidas por tipos de placas solares según sus características y aplicaciones.

Un panel solar fotovoltaico está compuesto por células que transforman los fotones provenientes de la luz solar en electricidad. En consecuencia, del nivel de irradiancia o potencia de la luz del sol dependerá la intensidad de la corriente en la célula. Inicialmente, la corriente producida es directa (DC) y debe pasar a un inversor que la convierte en corriente alterna (AC) para su uso. Las células que integran el panel solar están conectadas eléctricamente entre ellas. Se encuentran encapsuladas y ensambladas en un marco o soporte.

Tipos de placas solares más empleadas

Los tipos de placas solares más empleadas están elaboradas con silicio monocristalino o polisilicio:

Placas solares monocristalinas

Como su nombre lo indica, el componente de estas placas es silicio monocristalino de alta pureza. Por eso, proporcionan mayores índices de eficiencia en placas solares, llegando en algunos casos a superar el 20%. Su color oscuro y uniforme, así como sus esquinas cortadas son las características más evidentes de estos paneles.

El proceso para la elaboración de las placas monocristalinas es conocido como método Czochralski. El mismo consiste en colocar silicio fundido en una cuba. Luego, el cristal se extrae muy lentamente de la cuba, para formar una capa de cristal sólido a su alrededor, llamada lingote. Seguidamente, el lingote se corta en láminas que se convertirán en las células que formarán un panel solar. Cada placa monocristalina de 60 células puede aportar una potencia de 300 W.

Placas solares policristalinas (p-SI)

Puedes identificar las placas solares policristalinas por su forma cuadrada perfecta y su color azul. A diferencia del monocristalino, en el proceso de fabricación de las células policristalinas se emplean fragmentos del cristal de silicio fundidos. Igualmente pasa por una cuba de silicio, pero en lugar de extraerlo lentamente, dejan fragmentar y enfriar el cristal. Este silicio fragmentado se corta en láminas que pasarán a ser las células que ensamblarán el panel policristalino. En resumen, es un proceso más rápido, lo que incide en su menor coste. Las placas monocristalinas de 60 células pueden aportar una potencia de 280 W y una eficiencia del 15%.

Placas solares de capa fina

Este tipo de placas solares son más baratas porque requieren menos material para su producción. De hecho, pueden ensamblarse con una o más películas de materiales fotovoltaicos muy diversos. Entre ellos, seleniuro de cobre, teluro de cadmio (CdTe), silicio amorfo (a-Si), indio y galio (CIGS). Son flexibles, por lo que pueden adaptarse a distintas superficies. Por otra parte, no suelen disminuir el rendimiento de la placa solar por las altas temperaturas.

No obstante, son menos los pros que los contras: su tamaño es mayor y para obtener potencias considerables necesitas instalar más de ellos. Por lo que resultan poco adecuados para instalar placas solares en comunidades de propietarios. Su rendimiento ronda el 7% y su vida útil es menor comparada con las placas monocristalinas y policristalinas.

Nuevas tecnologías entre los tipos de placas solares

En la actualidad, hay otros tipos de paneles solares que están entrando al mercado. Por ejemplo:

  • Paneles de célula partida. Por lo general son paneles de 144 células y están divididos por la mitad. Las celdas son más pequeñas y su cantidad es mayor. Debido al tamaño de sus células, responden mejor ante altas temperaturas, lo que las hace más eficientes. Por la misma razón, las posibilidades de rotura son mínimas, haciendo más larga su vida útil.
  • PERC. Este tipo de placas solares cuentan con tecnología de emisor pasivado y contacto trasero, por sus siglas en inglés. También se le conoce como de «célula trasera«, por tener una capa adicional en la parte posterior. Esta capa le permite captar más luz solar y convertirla en electricidad. Gracias a esto, puede aportar más eficiencia. Asimismo, las placas PERC son capaces de reducir la recombinación posterior, evitando que las longitudes de onda más largas se conviertan en calor. En razón de ello, las altas temperaturas no afectan su rendimiento. Una placa PERC podría generar 5% más energía que los tipos de placas solares convencionales.

¿Cuáles son las placas solares ideales?

Decidir cuál de estos tipos de placas solares usar dependerá de varios factores, entre ellos del espacio disponible para la instalación de los paneles. Por ejemplo, en la terraza o tejado de una comunidad de vecinos, donde necesitamos concentrar más vatios en menos espacio, usaremos paneles monocristalinos. Mientras que en la cubierta de una gran instalación industrial podríamos emplear paneles policristalinos. Por supuesto, también influirá en la decisión el presupuesto del cliente y sus necesidades de autoconsumo. En E4e Soluciones nos decantamos por placas monocristalinas y policristalinas de las mejores marcas del mercado. Así garantizamos el rendimiento de las instalaciones solares y un ahorro significativo en la factura eléctrica de nuestros clientes. Aparte de lo anterior, esta clase de paneles solares puede funcionar plenamente en un periodo de 25 años o más.

Desempeño con respecto a la luz solar y la temperatura

Como dijimos, los paneles fotovoltaicos trabajan transformando la luz solar en electricidad. Por eso mientras mayor sea la irradiación solar y mejor ángulo de incidencia, mayor será su eficiencia. Pero una cosa es la cantidad de luz y otra la temperatura. A temperaturas elevadas, la placa es algo menos eficiente. Aquí encontramos una diferencia entre los paneles policristalinos y monocristalinos: los primeros rinden mejor con temperaturas más elevadas.

Clasificación por tamaño

  • Paneles de 36 células. Muy utilizadas en instalaciones aisladas de pequeña potencia. Generan 18 voltios y por eso se adaptan a las baterías acumuladoras de 12 voltios.
  • Paneles de 60 células. Son las más usuales en instalaciones fotovoltaicas. Tanto en aisladas, de mediana y gran potencia, como en infraestructuras para autoconsumo y huertos solares.
  • Paneles de 72 células. También se emplean en autoconsumo y huertos solares y pueden generar hasta 330 W.

E4e Soluciones proporciona los mejores paneles solares para tu instalación de autoconsumo

En E4e Soluciones empleamos en nuestros proyectos de autoconsumo fotovoltaico únicamente los paneles solares y equipos complementarios más adecuados y de alta calidad. Lo que unido al desempeño de nuestro personal especializado, nos permite garantizar efectivamente el ahorro con placas solares en la factura de electricidad de los clientes.

Llevamos más de diez años ejecutando proyectos de energía solar para empresas de diversos sectores y comunidades de vecinos. Ofrecemos un servicio integral llave en mano. Desde el estudio, el diseño y la legalización de las instalaciones fotovoltaicas hasta su ejecución y puesta en marcha.

Contacta con nosotros y te asesoraremos sobre tipos de contracto para paneles solares así como cuál es la mejor superficie para instalar las placas solares en tu comunidad o en tu empresa.

¿Quieres saber cómo será tu próxima instalación fotovoltaica? PD: gratuito y sin compromiso

Contáctanos

La puntuación de nuestros lectores
[Total: 0 Average: 0]

SECTORES

  • Residencial
  • Industria
  • Sanidad
  • Educación
  • Deporte y ocio
  • Logistica y transporte
  • Agrario
  • Organismos públicos

CONTACTO

Calle Joaquín María López 23, sótano 228015 , Madrid, España

Lunes a Jueves de 9:00 a 18:00

Viernes de 9:00 a 14:30

info@e4e-soluciones.com

91 811 92 24

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Las necesarias para que el sitio funcione correctamente

gdpr, PHPSESSID

Advertising

Análisis

Wordpress y Google analytics almacenan datos de navegación con el fin de hacer mejoras en el sitio web

_ga, _gat, _gid, SL_C_

Other