El mercado fotovoltaico en España es actualmente uno de los más dinámicos de Europa y del mundo. Esto se debe, entre otras razones, por ser una de los países del continente con más horas de sol al día. Aunque también juega un factor importante contar con un marco legal y tributario que está motivando la inversión en el sector de las energías renovables. Estas regulaciones y condiciones están alineadas con los objetivos de neutralidad climática de la Unión Europea para 2050 y el Plan Integrado Nacional de Energía y Clima . Lo que demuestra el interés gubernamental en promover el desarrollo de las energías renovables para aumentar la participación española en el cumplimiento de estas metas.

Además, el creciente interés por el ahorro mediante el autoconsumo eléctrico impulsa el auge del sector de las energías renovables en España. Cada vez son más las empresas y comunidades de vecinos que deciden instalar sistemas fotovoltaicos en edificios y cubiertas. Acompáñanos en este recorrido por la evolución del mercado fotovoltaico en España.

Primeros pasos del mercado fotovoltaico en España

Como ocurrió en muchas partes, el comienzo del mercado fotovoltaico en España fue totalmente experimental. En 1984, comenzó ha hacer operaciones la primera central fotovoltaica del país situada en San Agustín de Guadalix (Comunidad de Madrid). Con una producción de 100 kW, también fue la primera planta de su tipo conectada a la red eléctrica nacional. Durante una década sería la única planta de energía solar en todo el territorio español.

En efecto, hacia 1993 se reanudó el interés por la energía fotovoltaica con proyectos modestos y todavía experimentales. Concretamente, instalaciones en cuatro viviendas particulares en Pozuelo de Alcorcón, de 2,7 kW cada una. A la que se sumaron otras de mayor capacidad. La de una escuela de Menorca, con 42 kW y la del Instituto de Energía Solar de la Universidad Politécnica de Madrid (13,5 kW). Y otra en la Biblioteca de Mataró (53 kW). Sin embargo, la más importante de ese período sería la planta de Toledo, con una producción de 1 MW. Tanto que en el momento de inaugurarse, en junio de 1994, fue considerada la más grande de Europa.

Los primeros instrumentos legales

Hubo que esperar cuatro años para la aprobación de un primer decreto regulatorio relacionado con la energía fotovoltaica. En efecto, este es el RD 2818/1998, sobre producción de energía eléctrica para instalaciones abastecidas por recursos o fuentes de energías renovables, residuos y cogeneración. Luego vendría el RD 1663/2000, de 29 de septiembre, sobre conexión de instalaciones fotovoltaicas a la red de baja tensión.

Tras varios cambios legislativos para incentivar la producción de electricidad con renovables, la energía fotovoltaica se disparó. De los 146 MW de potencia instalada (PI) en el año 2006, llegó a los 690 MW en 2007. Pero el auténtico boom ocurriría al año siguiente, cuando se instalaron más de 2.700 MW adicionales. Con ello, llegaría a los 3.398 MW de PI. No obstante, la aprobación de nuevos instrumentos legales frenaron de golpe la incorporación de más MW de energía fotovoltaica (sólo 44 MW en 2009). En adelante, los incrementos anuales serían modestos, llegando en 2015 a los 4.666 MW de potencia instalada.

El impuesto al sol, un obstáculo para el mercado fotovoltaico en España

Todavía resulta inexplicable la aprobación en 2015 de un impuesto a los usuarios con instalaciones de autoconsumo. El controvertido “impuesto al sol” fue introducido con el Real Decreto 900/2015. En resumen, la justificación era que estos usuarios debían contribuir económicamente con el mantenimiento de la red eléctrica convencional. Simplemente, por estar conectados y poder tomar de la red convencional la energía que no producían sus paneles solares. En particular, el impuesto aplicaba a las instalaciones con más de 100 kW de potencia o que contaran con baterías para almacenamiento. Igualmente a la energía autoconsumida, basado en la diferencia entre la energía generada y el excedente volcado a la red eléctrica.

Por fortuna, este impuesto al sol solo estuvo vigente durante tres años. Durante este tiempo, el mercado fotovoltaico en España se contrajo, sobre todo el de las instalaciones de autoconsumo. En 2018 se derogó y llegaron medidas como la compensación del excedente vertido a la red por pequeños consumidores. Al mismo tiempo, se anunciaba una reducción de los trámites administrativos y otras iniciativas para fomentar el autoconsumo colectivo entre comunidades de vecinos y empresas. Todo esto quedó reflejado en el RD 244/2019, que regula el autoconsumo de energía.

Actualidad del mercado fotovoltaico en España

A lo largo de 2020, las energías renovables en España generaron un total de 109.361GW/h. Cifra considerable, teniendo en cuenta que en conjunto todas las fuentes energéticas –renovables o no- produjeron 250.604 GW/h. Por otro lado, la capacidad total instalada de generación eléctrica nacional llegó a los 109.674 MW. De este total, el 53 % fue aportado por energías renovables. Mientras que la participación de la energía solar fotovoltaica quedó en casi 14%, con 15.223 GW/h.

Recientemente, el 23 de febrero de 2021, la producción solar fotovoltaica programada en España alcanzó un récord histórico. A las 2 de la tarde el registro de producción horaria constató 6.688,33 MWh. Cifra cercana a las conseguidas en mayo y septiembre de 2020, meses con mayor radiación solar. Con lo que el incremento de las plantas de energía solar permitiría superar dicha producción.

Empresas y consultoras de energía fotovoltaica en España

Alrededor de 3.000 organizaciones dedicadas al desarrollo de energías renovables están registradas en el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Gran parte de ellas, podríamos decir, son especialistas en energía solar fotovoltaica para compañías y comunidades de vecinos. Cabe destacar que E4e Soluciones fue una de las primeras Empresas de Servicios Energéticos (ESE) acreditada en España.

Sin duda, el interés por el autoconsumo de energía solar está en auge y esto ofrece interesantes perspectivas al mercado fotovoltaico en España.

No por casualidad, muchas empresas del sector están afiliadas a gremios como la Unión Española Fotovoltaica (UNEF). Esta organización cuenta con alrededor de 400 organizaciones asociadas, que van desde PYMEs hasta multinacionales. Asimismo, existe la Asociación de Empresas de Eficiencia Energética (A3e), fundada en 2009 y con más de 100 empresas afiliadas al día de hoy. En este espacio coinciden ingenierías como E4e Soluciones, instaladores, compañías consultoras energéticas y de auditoría energética, así como fabricantes de equipos y comercializadoras.

¿Perspectivas de la energía fotovoltaica en España?

Vale reiterar lo dicho al principio, el mercado fotovoltaico en España es uno de los más dinámicos de Europa. Nuestro país no sólo quiere cumplir los objetivos del Pacto Verde Europeo sino superar su cuota participativa. Líneas arriba, destacábamos la apertura legislativa para el autoconsumo energético, con el RD-L 15/2018 y el RD 244/2019. De igual modo, la modificación de la Ley de Propiedad Horizontal en 2019, facilita el autoconsumo compartido en comunidades de vecinos.

A todo esto, debemos agregar las ayudas e incentivos tanto estatales como de la propia Comisión Europea para favorecer el desarrollo de proyectos de energías verdes. Estas ayudas incluyen subvenciones directas y ayudas indirectas bajo el mecanismo de bonificación de impuestos para proyectos fotovoltaicos. Todo lo anterior auspicia la creación de las comunidades energéticas del siglo XXI. Es decir, de grandes y pequeñas agrupaciones de ciudadanos y empresas que se unen para consolidar un proyecto de autoconsumo compartido. Al tiempo que serán beneficiados la deducción de impuestos, ya sea sobre descuentos anuales del IBI, o mediante descuentos en el ICIO.

El auge de los contratos PPA

Otra de las condiciones que están impulsando el crecimiento del mercado fotovoltaico en España son los PPA para autoconsumo. En resumen, los Power Purchase Agreement permiten a comunidades de vecinos, grandes empresas o grupos de Pymes obtener sin coste la instalación de sistemas fotovoltaicos. En este caso, empresas de ingeniería y desarrollo como E4e Soluciones asumen todo el proceso. Desde el estudio de factibilidad, diseño y suministro de equipos, hasta la instalación y el mantenimiento. Estos acuerdos duran entre doce y quince años. A lo largo de este período, los clientes se benefician de descuentos en su tarifa gracias a la energía generada en las instalaciones fotovoltaicas. Al finalizar el contrato, la instalación se amortiza y pasa a ser propiedad de  los consumidores contratantes.

E4e Soluciones apuesta por el mercado fotovoltaico nacional

En más de una década, desde E4e Soluciones nos hemos consolidado como uno de los Proveedores de Servicios Energéticos (PSE) líderes en España. En todo este tiempo, proyectos de gran envergadura y responsabilidad pasaron y siguen pasando por nuestras manos. Ofrecemos soluciones integrales, llave en mano y a medida, para grandes empresas, Pymes y comunidades de propietarios. Nuestras instalaciones fotovoltaicas proporcionan ahorro 100% garantizado en la factura de electricidad.

¿A qué esperas para pasarte al autoconsumo fotovoltaico? 

Contáctanos

La puntuación de nuestros lectores
[Total: 0 Average: 0]

SECTORES

  • Residencial
  • Industria
  • Sanidad
  • Educación
  • Deporte y ocio
  • Logistica y transporte
  • Agrario
  • Organismos públicos

CONTACTO

Calle Joaquín María López 23, sótano 228015 , Madrid, España

Lunes a Jueves de 9:00 a 18:00

Viernes de 9:00 a 14:30

info@e4e-soluciones.com

91 811 92 24

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Las necesarias para que el sitio funcione correctamente

gdpr, PHPSESSID

Advertising

Análisis

Wordpress y Google analytics almacenan datos de navegación con el fin de hacer mejoras en el sitio web

_ga, _gat, _gid, SL_C_

Other