El Pacto Verde de la UE es un acuerdo para implementar una economía sostenible en todo el ámbito de la Unión Europea. El cumplimiento de esta hoja de ruta con objetivos a corto, medio y largo plazo exige la transformación de los retos medioambientales y climáticos en oportunidades. De igual forma, requiere el compromiso de todos los sectores políticos, económicos y sociales para lograr una transición integradora y justa para todos los ciudadanos. Así como para todos los estados de la Unión Europea de manera igualitaria.

En efecto, el cambio climático y la degradación del medio ambiente amenazan seriamente al mundo. Con el propósito de asumir los desafíos que el cambio medioambiental genera, los Estados miembros de la Unión Europea deben establecer una estrategia disruptiva de desarrollo. La misma permitirá que la UE evolucione hacia una economía respetuosa con el entorno y eficiente en el uso de los recursos, sin dejar de ser competitiva. Este nuevo contexto productivo en la región, deberá caracterizarse por:

  • Haber dejado de generar emisiones de gases de efecto invernadero en 2050.
  • Tener un crecimiento económico desligado al empleo de recursos contaminantes.
  • No permitir que ningún ciudadano ni lugar de la Unión Europea quede excluido de los beneficios de este Pacto Verde Europeo.

En esencia, el propósito central del Green Deal es lograr que Europa sea en 2050 el primer continente climáticamente neutro del mundo.

Objetivos a corto plazo del Pacto Verde de la UE

La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, presentó el documento del Pacto Verde de la UE el 11 de diciembre de 2019. En los meses siguientes, comenzaron a cumplirse lo que podríamos denominar como una serie de “objetivos organizacionales” para fundamentar el gran cambio que propone el acuerdo. Entre ellos, podríamos destacar el Plan de Inversiones del Green Deal y el Mecanismo para la Transición Justa, ambos presentados el 14 de enero de 2020.

Plan de Inversiones del Green Deal

El Plan de Inversiones del Green Deal se asienta en tres premisas:

  • Financiación. En concreto, el mercado de la CE plantea la movilización de un billón de euros, como mínimo, destinados a inversiones sostenibles en los próximos diez años. Esto supone el 25% del presupuesto de la UE. Es decir, el porcentaje más alto en la historia del gasto público de la Unión Europea dirigido a promover acciones a favor del clima y del medio ambiente. Para hacerlo factible, el Banco Europeo de Inversiones participará de forma decisiva en la atracción de financiación privada.
  • Capacitación. El propósito de esta medida es aportar incentivos para desbloquear y reorientar las inversiones tanto públicas como privadas. En este sentido, la UE considera la financiación sostenible un aspecto primordial del sistema financiero. Teniendo esto en cuenta, suministrará herramientas para los inversores y facilitará las inversiones sostenibles de las administraciones públicas, promoviendo presupuestos y contrataciones ecológicas. Asimismo se crearán formas de facilitar la tramitación de ayudas estatales para las regiones en transición.
  • Apoyo práctico. En este caso, la Comisión Europea proporcionará asesoría y apoyo a las administraciones públicas y a los promotores de proyectos enfocados en la planificación, diseño y ejecución de desarrollos sostenibles.

Mecanismo para la Transición Justa

El Mecanismo para la Transición Justa apoyará a las regiones donde tenga mayor impacto la conversión a una economía climáticamente neutra. A estos efectos, está previsto un aporte de 100.000 millones de euros como mínimo, entre 2021 y 2027. Mediante este presupuesto, el Mecanismo facilitará las inversiones necesarias para apoyar a trabajadores y comunidades dependientes de la cadena de valor de los combustibles fósiles.

Elementos clave y objetivos a medio plazo del Pacto Verde de la UE

A todas las medidas que hemos explicado anteriormente, hay que añadirle la Ley Europea del Clima, aprobada en marzo de 2020. Entre los enunciados de dicho instrumento destaca el nuevo objetivo de disminuir entre un 50% y 55% las emisiones de CO2 a la atmósfera, en comparación con los niveles de 1990. Esta meta también está planteada en los ocho elementos clave del Pacto Verde de la UE:

Neutralidad climática

Tanto el objetivo a medio plazo de reducir entre un 50% a 55% las emisiones contaminantes para 2030 como el del objetivo a largo plazo que trata de conseguir la neutralidad climática para el año 2050, implican grandes esfuerzos. En primer lugar, es imprescindible promover cambios en los hábitos de consumo de los ciudadanos y de las empresas. De forma paralela, son necesarios los esquemas de tarifas e impuestos alineados con este propósito, bajo la premisa: “paga más quien contamine más”. Por otro lado, la UE prevé mecanismos para evitar la fuga de emisiones o migración de compañías a naciones menos restrictivas en materia ambiental. En consecuencia, las organizaciones se verán obligadas a invertir en la sustitución de sus fuentes de energía por renovables.

Suministro de energías limpias, accesibles y seguras

En función de ello, los estados miembros y el sector privado deben intensificar inversiones y esfuerzos para sustituir las energías contaminantes por renovables. Y en concordancia con este propósito, es importante promover programas y prácticas de eficiencia energética.

Industria sostenible y circular en la mira del Pacto Verde de la UE

Desde marzo de 2020, la Unión Europea viene adoptando una estrategia centrada en la transformación digital y en la transformación verde del tejido industrial europeo. Al mismo tiempo está ejecutando un plan de acción para incentivar la economía circular y el desarrollo de productos igualmente circulares y climáticamente neutros. Sin duda, estas medidas tendrán un impacto considerable en la cadena de valor de las compañías y en los hábitos de consumo. Aquí la digitalización de los procesos y la gestión de datos serán claves.

Eficiencia energética en los recursos para la construcción y reformas de edificios

En realidad, la eficiencia energética en la edificación es una tarea compleja. Actualmente los edificios acaparan el 40% del consumo energético. Por este motivo, desde la UE se plantea la reforma de edificaciones públicas y privadas con el fin de reducir su consumo energético. Estas reformas garantizará un incremento de la eficiencia energética para la climatización. En esta línea, será importante aplicar criterios como la multifuncionalidad de edificios públicos en función de su uso intensivo. O bien las reformas con elementos modulares desmontables y reutilizables.

Movilidad sostenible

El transporte por carretera genera el 72% de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) asociadas al traslado de pasajeros y mercancías. Por lo tanto, será necesario promover los viajes en ferrocarril y vía marítima o fluvial. Por otra parte, el objetivo de neutralidad climática para 2050, exige una reducción de 90% de las emisiones producidas por el transporte para ese año. Más aún, resulta prioritario activar la movilidad eléctrica con al menos un millón de estaciones públicas con puntos para recarga de los coches eléctricos y repostaje de de 0 o baja emisión. Ya que, según estimaciones, habrán trece millones de estas unidades en circulación dentro de tres décadas.

Alimentación sana con productos “de la granja a la mesa”

En este punto, la idea es lograr que la contaminación del suelo, aire y del agua generada por la producción de alimentos en Europa descienda significativamente. Al mismo tiempo que se elimina el desperdicio alimentario. Estas iniciativas impulsarán la innovación en el sector agrario y ganadero, mediante opciones como la agricultura de precisión y la digitalización de la producción primaria. De la misma manera fomentará técnicas productivas bajo criterios de certificación ecológica y la reducción del empleo de pesticidas y antibióticos en animales. Finalmente, la conservación y restablecimiento de ecosistemas y biodiversidad así como la eliminación total de sustancias tóxicas, cierran esta lista de elementos claves del Green Deal.

Repercusiones del Pacto Verde de la UE

Además de modificar sensiblemente los hábitos de consumo, empleo de energía y movilidad, cumplir la meta de neutralidad climática de la Unión Europea, impulsará cambios en la política exterior europea. Por ejemplo:

  • Sí se llegarán a lograr las metas propuestas en el Pacto Verde de la UE, el consumo de combustibles fósiles descendería de forma muy significativa. Lo mismo ocurriría, por lo tanto, con la dependencia de naciones proveedoras de estas energías, como Rusia, Libia, Argelia, Azerbaiyán y Kazajistán.
  • Por otro lado, Europa importa en la actualidad cerca del 20% de la producción mundial de petróleo. Por esto, un descenso brusco de la demanda de la UE golpearía muy fuerte al mercado mundial de crudo. Esto provocaría una caída de los precios que perjudicaría a productores como Arabia Saudí.
  • Paradójicamente, países como China serían beneficiarias indirectas del Green Deal Europeo. La gran nación asiática es líder en el mercado de los minerales de tierras raras, indispensables para los aerogeneradores eólicos y motores de coches eléctricos.
  • Aparte de eso, la UE requerirá mayor cantidad de renovables, por lo que podría importar energía eólica y solar de naciones como Marruecos y Argelia. De allí también obtendría el llamado hidrógeno verde.

Las perspectivas de España en relación con el Pacto Verde de la UE

A propósito del último punto anterior, España lleva una gran ventaja respecto a otros países de la UE al contar con el 53% de capacidad instada de generación eléctrica con energías renovables en España. Por tanto, a largo plazo dependerá poco o nada de las energías renovables importadas.

Lo interesante es que la tendencia hacia el autoconsumo fotovoltaico para empresas y para proyectos de autoconsumo compartido, la búsqueda de la eficiencia energética y la preocupación por el cambio climático están generalizadas en España. De esta inquietud surgen ingenierías como E4e, dedicadas al desarrollo de proyectos de generación eléctrica con energías renovables. Desde E4e estudiamos, implementamos y financiamos proyectos de eficiencia energética y autoconsumo, generando ahorros energéticos y económicos de hasta el 60% para nuestros clientes. Además, contamos con más de una década de experiencia en el sector energético a nivel nacional. De igual modo, disponemos de un equipo propio de ingeniería, integrado por expertos en soluciones tecnológicas de vanguardia en el sector.

¿Quieres dar un salto hacia la transición energética?

Contáctanos

La puntuación de nuestros lectores
[Total: 0 Average: 0]

SECTORES

  • Residencial
  • Industria
  • Sanidad
  • Educación
  • Deporte y ocio
  • Logistica y transporte
  • Agrario
  • Organismos públicos

CONTACTO

Calle Joaquín María López 23, sótano 228015 , Madrid, España

Lunes a Jueves de 9:00 a 18:00

Viernes de 9:00 a 14:30

info@e4e-soluciones.com

91 811 92 24

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Las necesarias para que el sitio funcione correctamente

gdpr, PHPSESSID

Advertising

Análisis

Wordpress y Google analytics almacenan datos de navegación con el fin de hacer mejoras en el sitio web

_ga, _gat, _gid, SL_C_

Other