El aprovechamiento de las energías renovables en el sector agrario es relevante en el cumplimiento de los compromisos en materia de clima y medio ambiente suscritos por España a nivel internacional. Entre ellos, con el Reglamento sobre los Planes Estratégicos de la PAC (Política Agraria Común de la UE). El documento plantea como objetivo principal la contribución de la actividad agrícola a disminuir el cambio climático y a la adaptación a sus efectos. Así como al empleo de más energía sostenible.

Asimismo, el Pacto Verde Europeo, presentado por la CE en 2019, establece un ambicioso proyecto ambiental. En concreto, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) para 2030 entre -50% y -55%. Y para 2050, alcanzar la neutralidad climática total. De manera particular, incentiva a la actividad agrícola a prestar mayor atención e involucramiento en temas como cambio climático y biodiversidad. Pero también en otros igualmente críticos y pertinentes como la seguridad alimentaria, deforestación y la degradación del suelo.

A comienzos de 2020, el Gobierno español declaró la situación de Emergencia Climática. En base a esto, se espera lograr la neutralidad climática del sector agrario. Recientemente, también aprobó el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) para el periodo 2021-2030 exigido por la UE a todos sus Estados miembros.

Estado de la implantación de las energías renovables en el sector agrario

Todo lo anterior requiere conocer la situación de las renovables en el sector agrario español. En principio, recurrimos a un informe del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, presentado en junio de 2020. Sus dos últimos puntos exponen diagnósticos de la situación de partida en dos aspectos relevantes. Primero, el potencial para la producción de energía renovable a partir de la agricultura y la silvicultura. Luego, la factibilidad de incrementar la eficiencia energética y el uso de energías renovables en el sector agrícola.

Producción de energía renovable a partir de la agricultura y la silvicultura

Cabe destacar que la energía renovable en la agricultura y la silvicultura se manifiesta de distintas maneras. Por un lado, en forma de producto sólido combustible (biomasa sólida). Asimismo, como gas obtenido a partir de la descomposición de residuos de agricultura y ganadería (digestión anaerobia). Esta última resulta en biogás o biometano. Incluso en estado líquido (bioetanol o biodiesel) obtenido a partir de sustancias presentes en las plantas.

En España, la producción de energía renovable derivada de la agricultura contribuyó con el 4,9% de la generada en la UE. En conjunto, los países miembros produjeron en este rubro 24.714 toneladas equivalentes de petróleo. Estas 1.211 ktep representan el 6,8% de la generación total de energía renovable nacional. En relación a la producción de energía renovable producto de la silvicultura, ésta representó el 5,6% del total de 94.125 ktep obtenidas en la UE. Por igual, estas 5.271 ktep constituyen el 30% del total de energía renovable producida en la nación.

Aparte, el informe destaca que España es el tercer país europeo en  recursos absolutos de biomasa forestal. Disponiendo también de grandes cantidades de residuos de las explotaciones agrícolas y ganaderas. Éstos deben valorarse en base al principio de jerarquía de residuos y utilizarse como fuente de energía renovable.

Posibilidades de incrementar la eficiencia energética

Según el referido informe, el uso de energía en agricultura y ganadería, en España, de acuerdo a datos de 2016, fue de 2.404,2 ktep. Lo que supuso un 2,9%. Mientras que en la industria alimentaria se emplearon 2.384,3 ktep, que también corresponden a un 2,9%. Considerando en conjunto agricultura, silvicultura e industria alimentaria usaron 4.788,5 ktep, lo que significa el 5,8% del consumo total de energía. La proporción de energías renovables sobre el consumo de energía bruta final en 2016 llegó a 17,3%. Sin embargo, el PNIEC plantea el objetivo de alcanzar el 42% de energías renovables en 2030. En consonancia con las proyecciones de dicho Plan, se espera pasar de un consumo de renovables de 80 ktep, en 2015, a 278 ktep en 2030. Esto supone cuadruplicar el consumo de este tipo de energías renovables en el sector agrario.

Medidas de ahorro y potencial de crecimiento

Al mismo tiempo, con medidas de ahorro es posible disminuir en 30% el consumo de energía en el regadío. Y hasta del 25% en el desempeño de la maquinaria agrícola y del 30% en las explotaciones agrícolas. Por otra parte, el desarrollo del autoconsumo con renovables en la agricultura, en particular con energía solar fotovoltaica, acercaría la generación al consumo. En consecuencia, es factible disminuir pérdidas e incrementar la cuota de renovables en el sector agrario.

En la misma perspectiva, el empleo de energías renovables en el sector agrario así como el autoconsumo en regadíos significa un gran potencial de desarrollo. Por si fuera poco, al combinarse con Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) incrementará la cantidad de “explotaciones inteligentes” y del “riego inteligente”.

Solar fotovoltaica y eólica en el mix de renovables en el sector agrario

De acuerdo a estimaciones de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), el sector agrícola emplea un 25% de la potencia total de autoconsumo fotovoltaico de España. El gremio destaca que las demandas de producción de alimentos y de energía crecen al mismo ritmo. Ambas requieren para su desarrollo de grandes extensiones de terreno, un recurso cada vez más limitado.

En este sentido, la implantación de granjas solares en espacios para siembra incrementa la eficiencia, tanto de los cultivos como de la generación de energía. Esto es lo que conocemos como agrivoltaica: la convivencia en un mismo terreno de agricultura convencional y la generación de energía fotovoltaica en la agricultura. Otra estimación indica que los terrenos para cultivo se revalorizan hasta en un 30% al incorporar paneles solares.

En cuanto a la energía eólica, no disponemos de cifras concluyentes sobre  su uso en el sector agrario. Aunque sí conocemos de casos de empresas agroalimentarias españolas que hacen inversiones en esta alternativa energética en el sector agrario. Por ejemplo, el Grupo Jorge, especializado en productos cárnicos, se diversificó a las energías renovables en 2016. Ese año fue uno de los adjudicatarios de la primera subasta eléctrica para desarrollar parques eólicos. De allí derivo su compañía Forestalia, que en marzo de 2020 vendió a Repsol un proyecto eólico con capacidad de 860 MW.

E4e Soluciones líder en instalaciones fotovoltaicas para el sector agrario

E4e Soluciones es una de las empresas líder en instalaciones de autoconsumo en el sector agrario de la Comunidad de Madrid y en el resto de España. En más una década de trayectoria hemos desarrollado la capacidad para adaptarnos a las necesidades y características de cada cliente. De esta manera, logramos que las instalaciones de energías renovables en el sector agrario y ganaderas sean altamente eficientes. Ofrecemos un servicio integral, desde el estudio inicial, el diseño y la legalización hasta la entrega llave en mano del proyecto de generación.

¿A qué esperas para ahorrar en tu factura de luz y aumentar la rentabilidad de tus cultivos o explotación ganadera? Además, te facilitamos toda la información que necesitas sobre la normativa del autoconsumo fotovoltaico para empresas y comunidades de vecinos. ¡Contacta con nosotros!

La puntuación de nuestros lectores
[Total: 0 Average: 0]

SECTORES

  • Residencial
  • Industria
  • Sanidad
  • Educación
  • Deporte y ocio
  • Logistica y transporte
  • Agrario
  • Organismos públicos

CONTACTO

Calle Joaquín María López 23, sótano 228015 , Madrid, España

Lunes a Jueves de 9:00 a 18:00

Viernes de 9:00 a 14:30

info@e4e-soluciones.com

91 811 92 24

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Las necesarias para que el sitio funcione correctamente

gdpr, PHPSESSID

Advertising

Análisis

Wordpress y Google analytics almacenan datos de navegación con el fin de hacer mejoras en el sitio web

_ga, _gat, _gid, SL_C_

Other