Desde hace 33 años, cada 16 de septiembre, se celebra el Día Mundial del Ozono. Son más de tres décadas de lucha por eliminar todos los aerosoles contaminantes que dañaron de forma casi irreversible la capa de ozono que protege nuestro planeta. Se trata de una iniciativa internacional, con todos los países implicados en el Protocolo de Montreal, que ha permitido recuperar la capa de ozono entre 1% y 3% por década desde 2000. Según la Organización de las Naciones Unidas, se espera que en el año 2030 la recuperación en el hemisferio norte sea total. Habrá que esperar hasta el 2050 para que ocurra lo mismo en el hemisferio sur.

Con la finalidad de lograr este objetivo, no basta con eliminar el uso de aerosoles dañinos. Es indispensable continuar con la reducción global de las emisiones de dióxido de carbono. En este sentido, las energías renovables, en especial la solar fotovoltaica, tienen un rol relevante en la recuperación definitiva de la capa de ozono.

¿Qué es y por qué debemos recuperar la capa de ozono?

En concreto, el ozono es un gas incoloro e inestable, que está compuesto por tres átomos de oxígeno (O3). Además, el ozono es un elemento altamente oxidante y muy fácil de producir. No obstante, este elemento es muy frágil y fácil de destruir. Por este motivo, su importancia radica en que es uno de los muchos gases que componen la atmósfera y tiene un papel fundamental en la regulación del clima. De hecho, la Tierra cuenta con una capa de ozono en su estratosfera, ubicada de 15 a 30 km por encima de la superficie. Esta suerte de manto absorbe en gran medida la radiación ultravioleta del sol (UV-B). De lo contrario, esta fuerte radiación provocaría cáncer de piel y cataratas, aparte de dañar las plantas, los animales y los materiales.

Hacia la década de 1970 del siglo pasado, un grupo de científicos advirtió que la capa de ozono se estaba reduciendo. Para corroborarlo, lograron relacionar el adelgazamiento de este manto con la presencia de clorofluorocarbonos y otros gases de origen halógeno en la estratosfera. Dichas sustancias eran productos químicos sintéticos de uso común a nivel mundial para una amplia variedad de aplicaciones industriales y de consumo. Entre otros: en equipos de refrigeración, aire acondicionado, extintores, propulsores de aerosoles, disolventes y agentes de soplado para espumas aislantes.

Iniciativas internacionales para recuperar la capa de ozono

Debido al deterioro de la capa de ozono, surgieron una serie de iniciativas internacionales con la finalidad de frenar el adelgazamiento de la capa. En consecuencia, una gran cantidad de países formalizaron el compromiso de dejar de emplear las sustancias ya mencionadas en el Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono en 1985. Dos años después, revalidaron el acuerdo en el Protocolo de Montreal, enfocado en las sustancias que perjudican la capa de ozono. Tanta trascendencia tienen estas dos propuestas, que en 2009, ambas se convirtieron en los primeros tratados de la historia de las Naciones Unidas en obtener la ratificación mundial.

Desde entonces, los clorofluorocarbonos, los hidroclorofluorocarbonos (HCFC), los halones, el metil cloroformo, el tetracloruro de carbono y el bromuro de metilo fueron designados “sustancias controladas”. Adicionalmente, en 2007, los gobiernos asumieron la obligación de congelar la producción de HCFC en los países en desarrollo para 2013 y adelantar la eliminación definitiva de estos compuestos a 2030. Todo ello está contribuyendo a recuperar la capa de ozono en los porcentajes anuales ya señalados, de acuerdo a la monitorización científica. Como dijimos, se espera que la recuperación total ocurra a mediados del presente siglo.

Aun así, hay otras sustancias que afectan la capa de ozono, como los gases de efecto invernadero y otros compuestos ampliamente conocidos, como el dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4) y el óxido nitroso (N2O). El objetivo de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en el marco del Protocolo de Kioto (en vigor desde 2005) fue estimado de 1 a 2 gigatoneladas de CO2 equivalente de media anual entre 2008 y 2012, en comparación con las emisiones del año 1990. El Protocolo de Kioto fue extendido hasta el año 2020.

Las contribución de la energía solar para recuperar la capa de ozono

Las energías renovables -y en particular la energía solar fotovoltaica- han sido vitales para recuperar la capa de ozono del planeta. Los protocolos verdes firmados por los miembros de las Naciones Unidas -incluyendo el más reciente, el Acuerdo de París, firmado en 2016- buscan fomentar el cambio tecnológico en las empresas. Esto tiene como propósito lograr industrias más sanas y ecológicas, capaces de proteger y cuidar el medio ambiente sin perder rentabilidad, ni productividad.

Sin duda, la apuesta por la instalación de paneles solares de máxima eficiencia ha permitido acelerar los procesos de adaptación y mejora en este sentido. Especialmente entre todos los actores claves de las industrias más contaminantes. A esto tenemos que añadir las acciones de potenciación de eficiencia energética que han permitido reducir la emisión de hidrofluorocarbonos (HFC).

Todas las empresas que quieren consolidar o aumentar su liderazgo están dirigiendo sus esfuerzos a optimizar su rendimiento energético mediante instalaciones fotovoltaicas. Además, dichos sistemas, como los que ofrecemos en E4e Soluciones, garantizan el ahorro y una mayor rentabilidad.

Pero en E4e Soluciones no consideramos el autoconsumo fotovoltaico únicamente desde la perspectiva de la reducción de la cantidad de la factura de electricidad. También lo asumimos como una apuesta acertada para ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. De esta manera contribuimos a frenar los efectos del cambio climático, entre ellos, la disminución de la capa de ozono.

Cómo ayudan los paneles solares a recuperar la capa de ozono

¿Quieres saber cuántas toneladas de CO2 se dejan de emitir con cada una de las instalaciones fotovoltaicas de E4e Soluciones en cubiertas de empresas? Te invitamos a conocer algunos de nuestros proyectos ejecutados para diversos clientes.

Instalación fotovoltaica en el Colegio Miramadrid

En efecto, E4e Soluciones está ejecutando una instalación fotovoltaica emplazada en la azotea del Colegio Miramadrid (Paracuellos del Jarama, Madrid). La misma tendrá una potencia de 160 kilovatios pico y generará unos 251.458 kWh por año. Esta cantidad de energía proporcionará a la institución educativa un ahorro anual de más del 60% en su factura de electricidad durante los próximos 30 años.

Para este propósito se instalarán un total de 390 módulos solares de 410 Wp en la modalidad PERC, de fabricante homologado TIER-1. Con el objetivo de convertir la luz solar recibida en electricidad, dispondrán de dos inversores: uno de 100 kilovatios nominales (kWn) y otro de 60 kWn. Con todo ello, el Colegio Miramadrid reducirá su huella de carbono en 116,64 toneladas de CO2 anuales, equivalente a la plantación de 8.493 árboles.

Sistema de autoconsumo fotovoltaico en Top Form Group

También para Top Form Group, fabricante líder en componentes para muebles y cocinas de Toledo (Castilla-La Mancha), instalamos una planta fotovoltaica de 611 kWp. Para la misma, dispusimos de 1.568 paneles solares distribuidos en una superficie óptima en la cubierta de aproximadamente 10.000 m². Con este sistema, el cliente reducirá su consumo energético y generará un ahorro de un 10% sobre la cantidad total de la factura eléctrica. Sin embargo, lo más importante es que sus emisiones de CO2 anuales disminuirán en 386 Tn de CO2, procedentes de la red eléctrica convencional. Lo que equivale a la plantación de un bosque virtual de 12.250 árboles.

Dos plantas para CSC Consuegra

Para esta organización líder en fabricación y ensamblaje de elementos mecánicos y electromecánicos, construimos dos plantas fotovoltaicas en sus instalaciones de Fuente el Saz (Madrid). La primera genera 100  kWp y la segunda 109 kWp. Por un lado, proporcionan a la empresa un ahorro del 18,5% en su factura de electricidad. Mientras que su huella de carbono se reduce en 78,28 Tn de CO2.

Tú también puedes ayudar a recuperar la capa de ozono con E4e Soluciones

En E4e Soluciones te damos todas las facilidades para tener una planta de autoconsumo fotovoltaico en tu empresa o comunidad de vecinos. Somos una empresa de servicios energéticos (ESE) certificada por el Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), con más de 10 años de experiencia. Nuestro servicio es integral “llave en mano”. Es decir, nosotros asumimos todo el proceso: desde el estudio técnico, el diseño y la legalización de la instalación, hasta la instalación y mantenimiento. De considerarlo viable, podemos proponerte un contrato PPA, con el que obtendrás tu sistema de autoconsumo con 0 inversión.

Abordamos proyectos en cualquier comunidad autónoma de España. Contáctanos ahora mismo para acceder a más información y contribuir a recuperar la capa de ozono mediante la energía solar.

La puntuación de nuestros lectores
[Total: 1 Average: 3]

SECTORES

  • Residencial
  • Industria
  • Sanidad
  • Educación
  • Deporte y ocio
  • Logistica y transporte
  • Agrario
  • Organismos públicos

CONTACTO

Calle Joaquín María López 23, sótano 228015 , Madrid, España

Lunes a Jueves de 9:00 a 18:00

Viernes de 9:00 a 14:30

info@e4e-soluciones.com

91 811 92 24

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Las necesarias para que el sitio funcione correctamente

gdpr, PHPSESSID

Advertising

Análisis

Wordpress y Google analytics almacenan datos de navegación con el fin de hacer mejoras en el sitio web

_ga, _gat, _gid, SL_C_

Other