Tanto si estás pensando pasarte al autoconsumo fotovoltaico, como si ya eres propietario o usuario de una instalación solar, seguro te preguntarás cómo funcionan las placas solares en invierno. También es probable que esperes que las condiciones climáticas pongan a prueba la efectividad de tu sistema. ¿Se romperán mis celdas solares por las heladas? ¿Podré calentar mi casa sin tener que pedir un préstamo para pagar la calefacción?

Debido a que se acerca el invierno y que se acortarán los días, seguro que quieres saber cómo mantener el rendimiento de tus paneles solares en estos meses tan fríos. En E4e Soluciones tenemos la respuesta a tus preguntas. A lo largo de este post te explicamos cómo funcionan las placas solares en esta temporada particular y desmontamos algunos mitos al respecto.

¿Cómo funcionan las placas solares en invierno?

Para responder a esta pregunta es necesario recordar cómo funcionan normalmente las placas solares. Aunque ya hemos tratado este tema con amplitud en otro post, es pertinente explicártelo:

En síntesis, los paneles solares están integrados por celdas elaboradas con silicio enriquecido en la mayoría de los casos. A este material se añaden fósforo y boro. Las capas de silicio y el fósforo suministran una carga negativa. Por su parte, la de boro aporta la carga positiva. En consecuencia, cuando la radiación solar incide en las celdas, se genera una carga eléctrica.

Gracias a la disposición de las celdas en módulos, es viable ajustar el voltaje a un sistema de corriente continua empleable. Un inversor conectado al sistema  transforma la corriente continua (CC) en corriente alterna (CA), para poder consumirla. El voltaje producido por las celdas solares siempre será regular y lineal. Pero la corriente suministrada dependerá de la intensidad de la luz. Por tanto, el rendimiento de las placas solares dependerá de cuán potente sea la luz que reciba, de acuerdo a la época del año y a la hora del día.

Ahora bien, ¿las bajas temperaturas afectan el funcionamiento de las placas solares en invierno? ¡Sí y no! Ten en cuenta que hemos hablado de luz solar y de la intensidad de la misma como condicionantes para la producción, no de temperatura. Por extraño que te parezca, las temperaturas invernales mejoran la generación de energía fotovoltaica. Aun con temperaturas bajo cero, los paneles fotovoltaicos transforman la luz solar en electricidad. En efecto, estos dispositivos absorben la energía de la luz, no del calor del sol. Mientras la luz del sol incida sobre los paneles, estos producirán electricidad.

Algo más sobre la temperatura y los paneles solares en invierno

De hecho, uno de los datos más curiosos es que las altas temperaturas afectan más el funcionamiento de las placas solares. Algunas investigaciones demuestran que la eficiencia de los paneles tiende a disminuir a partir de los 25ºC. Sin embargo, esta disminución de la eficiencia se compensa con la cantidad de horas de luz durante la primavera y el verano.

En esta perspectiva, la reducción en el rendimiento de los sistemas fotovoltaicos en los meses invernales se debe principalmente a la reducción de las horas de luz diarias y a la cantidad de nieve que cae.

El comportamiento de las placas solares en invierno y cómo optimizar su rendimiento

Pese a sus consecuencias, la llegada del invierno no debería ocasionar mayores preocupaciones por el funcionamiento de tu sistema de autoconsumo fotovoltaico. En primer lugar, si vives en zonas propensas a grandes nevadas, el reflejo de la luz solar en la nieve incrementa la generación de energía fotovoltaica. ¡Así es! Por el efecto de reflectancia, en los días fríos y despejados, la nieve del suelo puede reflejar luz solar adicional en los paneles solares. ¡Como lo haría un espejo! Esto te permite disponer de más electricidad limpia, sostenible y barata para calentar tu hogar.

Lo más normal es que la nieve no se acumule en tus paneles solares. Estos deberían tener la inclinación adecuada para evitar la acumulación. En un post anterior, recomendamos cerciorarse de que estos tengan más de 15º. Por lo general, los soportes de instalación suelen estar inclinados entre 30º y 45º grados. Esto hace difícil, hasta cierto punto, que la nieve se acumule. Eventualmente, una ligera capa de nieve se desprenderá o desaparecerá rápidamente. La misma ayuda a limpiar el polvo y la suciedad de tus paneles solares, facilitando una mayor captación de luz solar.

Muy a pesar de que una capa de nieve se asiente sobre tus placas solares en invierno, la luz del sol seguirá llegando a ellos a través del hielo y hará que las celdas solares sigan produciendo energía. Más aún, el cristal oscuro y reflectante de estos componentes acelera el derretimiento de la nieve. Por lo que ésta se desplazará antes de dificultar su rendimiento.

Tampoco debería preocuparte en exceso el peso de la nieve acumulada ya que los paneles solares de última generación están diseñados para soportar pesos superiores sin resentirse ni perjudicar su eficiencia.

¿Debes limpiar tus placas solares en invierno?

Los tejados de muchas viviendas y comunidades de vecinos suelen ser muy inclinados y montarse en ellos para quitar la nieve es muy riesgoso. Ten en cuenta tu seguridad: de nada sirve lesionarse por querer lograr unas horas más de generación en la temporada con menos luz del año.

Aparte de eso, si no cuentas con los instrumentos adecuados, tratar de limpiar la nieve de tus paneles solares, podría ocasionar daños no cubiertos por la garantía. Podrás imaginarte si esto ocurre con la instalación fotovoltaica en la cubierta de tu nave industrial. La pérdida sería enorme.

Los paneles solares ayudan al aislamiento térmico

Un último detalle importante de cara al otoño y al invierno es que los paneles solares al ser superficies amplias que cubren gran parte de los tejados de oficinas, edificios y viviendas sirven de aislamiento térmico y de protección ante el mal tiempo. Estudios recientes afirman que al coste inherente de una instalación fotovoltaica hay que añadirle casi un 5% extra en cuestión de mejora de la refrigeración del edificio.

Energía solar para autoconsumo

Ya sabes cómo funcionan las placas solares en invierno. Por tanto, queremos aprovechar estas últimas líneas para hablarte del autoconsumo fotovoltaico. Esta opción puede ahorrarte hasta un 70% en tu factura de electricidad. De manera que podrás usar la calefacción en la estación más fría del año, sin afectar tanto tu presupuesto. Mejor aún, tienes oportunidad de aprovechar las ayudas oficiales y los incentivos fiscales que se ofrecen en España a los ciudadanos y empresas que quieren instalar paneles solares.

Tanto si vives en una comunidad de propietarios o tienes una empresa, puedes optar por autoconsumo compartido o autoconsumo fotovoltaico para empresas. Todas las instalaciones tienen las mismas ventajas si contratas una empresa de servicios energéticos como E4e Soluciones.

Ciertamente, en E4e Soluciones te ofrecemos un servicio integral “llave en mano”, tanto en contratos EPC, como en acuerdos PPA:

  • Estudio de viabilidad técnica gratuito y sin compromiso.
  • Diseño del proyecto.
  • Tramitación de permisos y documentación requerida.
  • Suministro de paneles solares y demás componentes del sistema. Todos ellos de las marcas más reconocidas.
  • Monitorización en línea del sistema, así como mantenimientos de tipo preventivo y correctivo, totalmente gratuitos en los casos de contratos PPA.

Este es el mejor momento para pasarse al autoconsumo fotovoltaico para hacer uso de las placas solares en invierno. ¡Contáctanos ahora mismo!

La puntuación de nuestros lectores
[Total: 0 Average: 0]

SECTORES

  • Residencial
  • Industria
  • Sanidad
  • Educación
  • Deporte y ocio
  • Logistica y transporte
  • Agrario
  • Organismos públicos

CONTACTO

Calle Joaquín María López 23, sótano 228015 , Madrid, España

Lunes a Jueves de 9:00 a 18:00

Viernes de 9:00 a 14:30

info@e4e-soluciones.com

91 811 92 24