Como muchos españoles, debes estar preocupado por los cambios e incrementos en las tarifas de electricidad. Seguramente tienes conocimiento del autoconsumo fotovoltaico como alternativa de ahorro, pero crees que contratar a una empresa de servicios energéticos no está a tu alcance. Entonces, decides investigar sobre cómo construir un panel solar casero por ti mismo. Por esa razón llegaste a este artículo.

En términos prácticos, construir un panel solar en casa es una tarea laboriosa, pero técnicamente posible. Aquí te explicamos cómo hacerlo, paso por paso, y cuáles son los materiales que requieres.

Si eres aficionado al bricolaje y cuentas con las herramientas necesarias, emprender esta aventura te resultará fascinante. ¡Vamos a ello!

¿Qué necesitas para construir un panel solar casero?

En primer lugar, debes entender que un solo panel solar casero no será suficiente para cubrir las necesidades energéticas de toda tu casa. Apenas será suficiente para encender algunas luces y recargar las baterías de tus dispositivos móviles. Responsablemente, desde E4e Soluciones te recomendamos no plantearte un proyecto a mayor escala con placas caseras. Los sistemas de autoconsumo fotovoltaico para toda una casa, comunidad de vecinos o empresa son muy complejos y requieren la intervención de expertos. Cualquier fallo en el ensamblaje o conexión de los paneles puede derivar en incidentes peligrosos.

Nuestra intención al explicarte cómo hacer un panel solar en casa es que entiendas su funcionamiento para cubrir algunas necesidades muy básicas o para divertirte con tus hijos. Dicho esto, vamos a continuar.

Componentes y materiales

Para construir tu propio panel solar, debes disponer de los siguientes componentes:

  • Células solares. Las células solares convierten la luz solar en electricidad, mediante el efecto fotovoltaico. Un panel solar estándar está integrado por 36 células solares. En el mercado es factible comprar células individuales a partir de 2,5 W. Aunque también puedes conseguir kits para ensamblar placas con esta cantidad de células, para obtener una potencia nominal de 90 W, con rendimiento de 20%, con lo que obtendrás 18 W reales. Es aconsejable comprar células sin cera de protección, ya que es muy engorroso retirarla.
  • Cableado pre-soldado. Adquirir cableado pre-soldado te ahorrará algunos pasos del proceso.
  • Si no consigues cableado pre-soldado, requerirás un soldador de baja potencia para soldar el cableado a la parte posterior de las células y ensartar el cable para conectarlas de manera adecuada.
  • Material no conductor para fijar las células. Frecuentemente se emplea madera para elaborar la estructura en la que se ensamblarán las células. Esto se debe a la facilidad para hacer las perforaciones necesarias para las conexiones de las células. Pero puedes recurrir al vidrio, plástico o acrílico, que son materiales más ligeros. Esta base debe ser de, al menos, un metro cuadrado.
  • Una caja de conexiones para los cables centrales.
  • Un diodo de bloqueo.
  • Dos láminas de plexiglás del tamaño del panel. Uno para cada lado.
  • Sellador y barniz para proteger la madera. Si la base es de este material, recuerda que el panel solar estará expuesto a la intemperie y ésta requiere protección.
  • Un inversor solar adaptado a la potencia del panel.

¿Cómo ensamblar tu panel solar casero?

  1. Mide y marca en la lámina de soporte los puntos donde harás las perforaciones para que pasen los cables de cada célula de tu panel solar casero.
  2. Seguidamente, realiza las perforaciones correspondientes.
  3. Si la lámina de soporte es de madera, ahora la podrás lijar para aplicar el sellador y el barniz de protección.
  4. Incorpora los cables de salida de las células. Utiliza el soldador para fijar los cables a los polos positivo y negativo de las células solares. Tómate tu tiempo. Es una labor que requiere cuidado, porque las pestañas de las celdas normalmente son frágiles.
  5. Ahora, corresponde unir las láminas entre sí mediante soldadura de baja temperatura. Para esta operación se recomienda girar las láminas y disponerlas en filas, en este caso, de seis células, una tras otra. De esta manera, aplicarás la soldadura por la parte trasera de las celdas. Es importante que no queden orificios en estas uniones.
  6. Una vez concluida la integración de las células, coloca el conjunto sobre el soporte de madera o acrílico. Haz que los cables de las celdas pasen por sus respectivas perforaciones. Emplea silicona para fijar los paneles al soporte.

Cableado, protección y conexión final

  1. A continuación, conecta los cables de cada celda a una línea de cable central para transmitir el aporte de corriente de cada célula. Puedes disponer dicho cable en la lámina protectora siguiendo la unión de dos filas de celdas. En total, serán tres cables que se integrarán en la caja de conexiones.
  2. Ya lista la trama del cableado, es tiempo de fijar las láminas de plexiglás a ambos lados del conjunto, fijando tornillos en puntos estratégicos del borde de protección que quedará en la lámina. Luego, es indispensable sellar las ranuras de los bordes con silicona. Opcionalmente, puedes agregar un marco de material aislante para asegurar la protección frente a lluvias y nevadas.
  3. Por último, instala el diodo de bloqueo que impide que el panel se descargue en momentos de oscuridad o poco sol y conecta el cableado al inversor previamente conectado al circuito central. Este inversor convierte la energía de corriente continua (CC) del sol en la corriente alterna (AC) que emplean el común de los equipos e instalaciones eléctricas.

Previo a todo este proceso, es necesario que determines dónde colocar tu panel solar para aprovechar la mayor cantidad de luz solar posible. Así lograrás que el panel aporte el rendimiento esperado.

No obstante, es relevante señalar la dificultad de encontrar material de calidad para construir un panel solar casero. Es frecuente que cada componente provenga de un distribuidor distinto, por lo que la calidad y la eficiencia no se alcanzarán por completo. Construir paneles solares con material de dudosa calidad puede provocar daños. Peor aún, se corre el riesgo de ocasionar incendios por defectos de fabricación. De modo que reiteramos la advertencia de disponer este tipo de piezas para un consumo menor de electricidad.

Kits solares vs panel solar casero

Otra opción para satisfacer de alguna forma tus ganas de instalar un sistema de autoconsumo fotovoltaico por ti mismo son los kits solares. Diversos proveedores suministran el conjunto de componentes completo, de acuerdo a tu expectativa de ahorro energético. Normalmente viene con todas las instrucciones y, lo que es mejor, ya los paneles vienen ensamblados de fábrica. Tu desafío será instalarlos correctamente. Si lo haces así, cualquier desperfecto podría estar cubierto por una garantía (esta condición debes verificarla).

De cualquier manera, debes saber que los paneles caseros y los kits solares no son compatibles con las ayudas oficiales al autoconsumo en España. Tampoco para los incentivos fiscales que promueven una buena parte de los ayuntamientos a nivel nacional. A los efectos, es necesario el estudio técnico, la asesoría y ejecución por parte de una empresa de servicios energéticos

Mejor que un panel solar casero es una instalación profesional de autoconsumo

Desde E4e Soluciones te recomendamos que no optes por fabricar tu propio panel solar casero y que confíes en nuestras instalaciones de autoconsumo fotovoltaico para empresas o autoconsumo compartido, si vives en una comunidad de propietarios. Nuestros clientes ahorran márgenes de hasta el 70% en su factura de la luz garantizados.

Mejor aún, es factible que no requieras invertir dinero para ello. ¿Cómo lo hacemos? Fácil. Nosotros te proponemos un estudio para autoconsumo fotovoltaico gratis y sin compromiso para comprobar la viabilidad técnica y económica. En caso de ser viable, te proponemos un contrato PPA (Power Purchase Agreement), con servicio integral llave en mano. Nosotros nos encargamos de toda la inversión, el suministro de materiales, la instalación y el mantenimiento de la infraestructura. De este modo, ahorrarás desde el primer día sin desembolsar ni un solo euro. 

La instalación se financia con el ahorro generado y garantizado por contrato. Una vez ha sido amortizada en un plazo de doce a quince años, pasa a ser de tu propiedad. ¡Y el ahorro crece exponencialmente! Consúltanos sin ningún compromiso. 

La puntuación de nuestros lectores
[Total: 4 Average: 3]

SECTORES

  • Residencial
  • Industria
  • Sanidad
  • Educación
  • Deporte y ocio
  • Logistica y transporte
  • Agrario
  • Organismos públicos

CONTACTO

Calle Joaquín María López 23, sótano 228015 , Madrid, España

Lunes a Jueves de 9:00 a 18:00

Viernes de 9:00 a 14:30

info@e4e-soluciones.com

91 811 92 24

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Las necesarias para que el sitio funcione correctamente

gdpr, PHPSESSID

Advertising

Análisis

Wordpress y Google analytics almacenan datos de navegación con el fin de hacer mejoras en el sitio web

_ga, _gat, _gid, SL_C_

Other