Las comunidades energéticas locales aún no cuentan con un marco legal formal en España. Apenas se mencionan en documentos como el Plan Nacional Integral de Energía y Clima 2021-2030. Allí se insiste en dotar a estas entidades de regulaciones que les permitan generar, consumir y vender energía. Ello con el objetivo de impulsarlas como alternativa para cumplir las metas europeas del Pacto Verde en materia de neutralidad climática. A diferencia de la Unión Europea, que sí está reconociendo a estas comunidades en sus legislaciones actualmente. Aun cuando sólo se entiendan éstas con carácter orientativo y no limitativo.

En este sentido, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) llevó a cabo una línea de trabajo para promover organizaciones. En primer lugar, emprendió la elaboración de una guía con los requisitos y pasos a seguir para constituir estas organizaciones y optar a la financiación de proyectos piloto.

Con este propósito, el IDAE sostuvo una reunión en febrero de 2019 con representantes de varias asociaciones empresariales e instituciones del ámbito energético. El objetivo central del encuentro fue definir las comunidades energéticas que nos ocupan y articular mecanismos para impulsarlas. El resultado de este esfuerzo fue el lanzamiento de la Guía para el desarrollo de instrumentos de fomento de comunidades energéticas locales. Esta guía nos ayudará a entender el papel de las comunidades energéticas locales en este contexto de transición energética, donde el empoderamiento del usuario local es esencial.

¿Qué son las comunidades energéticas locales?

Según el IDAE, las comunidades energéticas locales son nuevos participantes en la cadena de valor socioeconómica del sector energético. Su rol consiste en hacer viable la participación proactiva de amplios sectores sociales en dicha value chain de la energía, actuando desde su ámbito local. Es decir, estas comunidades están circunscritas al territorio donde operan y a los beneficios socio-económicos que generan.

La mencionada institución hace referencia a una definición aportada en un papel de trabajo acordado entre el Consejo y Parlamento Europeo (5076/19). Dicho documento aún no está aprobado como Directiva para el mercado interior de la electricidad. Pero en él se menciona que una comunidad energética local es una entidad jurídica de participación voluntaria y abierta, cuyo objetivo es ofrecer beneficios medioambientales, económicos o sociales a sus miembros o a la localidad donde actúa.

Sin embargo, la REScoop, Federación Europea de Cooperativas Energéticas de energía renovable propone otra interesante definición. En ésta emplean el término “comunidad de energía”. Y consiste en una entidad legal que une a ciudadanos, PYMEs y autoridades locales, como usuarios finales de energía, con el propósito de cooperar en la generación, distribución del consumo, almacenamiento, suministro, agregación de energía de fuentes renovables o proporcionar eficiencia energética y/o servicio de gestión de la demanda. Por razones prácticas, nosotros sustituiríamos el término PYMEs, por el de empresas, en general. Como veremos más adelante, esto permitiría incluir en el concepto a las comunidades industriales y clústeres energéticos.

Cabe destacar que estas comunidades deben registrarse como cooperativas, empresas, asociaciones o cualquier otra forma de entidad jurídica.

Características de las comunidades energéticas locales

La misma REScoop plantea que las comunidades energéticas deben caracterizarse por una serie de principios operativos que la diferencien de las empresas de energía tradicionales. Estos serían:

  • Por definición, son entes de vocación comunitaria, sin fines de lucro. El principal propósito de la asociación es proporcionar beneficios económicos, sociales y ambientales a sus integrantes y/o al área o áreas geográficas en las que operan.
  • La política de afiliación en una comunidad energética permite la participación abierta y voluntaria de todas las personas y organizaciones como usuarios finales de los servicios. Todas ellas convienen en aceptar las responsabilidades inherentes a su participación.
  • Las comunidades que analizamos practican una gobernanza democrática. En otras palabras, la toma de decisiones sobre todos sus asuntos y gestiones reside en la igualdad de derechos.
  • Para complementar lo anterior, las comunidades energéticas son entes autónomos e independientes. Por lo tanto, su control está a cargo de sus miembros o accionistas que participan como usuarios finales. En consecuencia, los inversores externos o las empresas que participan en ellas no tendrán ninguna posición de control o ventaja dentro del consejo directivo.

Tipos de comunidades energéticas

En España existen actualmente más de treinta comunidades energéticas locales registradas. Ciertamente, la cifra no es muy elevada en comparación con naciones como Alemania, donde hay alrededor de 1.800, de Dinamarca, con 600 y Países Bajos, con 500. Pero seguramente veremos su auge a medio plazo. A medida que se difunda, eso sí, más información sobre los beneficios de estas asociaciones y sobre los incentivos a su creación.

Es viable registrar diferentes tipos de comunidades energéticas, a partir de una instalación de autoconsumo compartido u otro proyecto de desarrollo energético. Tal como se expresó anteriormente, pueden establecerse asociaciones, cooperativas, empresas, etc. Ya sea entre personas, compañías, instituciones, administraciones públicas o todas ellas en conjunto, mientras pertenezcan a una misma localidad. Entre los tipos más comunes de comunidades de energía tenemos:

  • Aquellas conformadas por usuarios conectados a una red común de baja tensión. Ya sea en una comunidad de vecinos o en una localidad apartada con poca densidad poblacional y con dificultades de conexión a la red convencional.
  • Las establecidas por inmuebles en propiedad horizontal.
  • Clústeres de equipamientos públicos, desarrollados por administraciones e instituciones públicas autonómicas o municipales.
  • Comunidades existentes en diversos ámbitos productivos. En especial, del sector primario, como las comunidades de regantes, cooperativas agrícolas y vitivinícolas reunidos en torno a proyectos de autoconsumo compartido.

Parques industriales y clústeres

Por otra parte, están los parques industriales que integran grupos de empresas asociadas para implantar en conjunto un modelo energético compartido y sostenible. Mediante éstas, es viable el acceso de todos los participantes como beneficiarios de la energía fotovoltaica u otras opciones de energías renovables.

Además de las anteriores, es viable formalizar comunidades energéticas industriales con visión, propósitos y recursos más amplios. Ejemplos de éstas son los clústeres. Estos son grupos de empresas e instituciones geográficamente próximas e interconectadas que comparten un mismo sector productivo o interés específico. De tal manera, pueden establecerse  vínculos entre empresas manufactureras o de servicios, proveedores de materias primas, instituciones financieras e industrias relacionadas. Es el caso de los clústeres energéticos, que consisten en asociaciones civiles sin interés de lucro, que unen a empresas, instituciones, centros de investigación, organizaciones civiles y entes de la administración pública en un esfuerzo común; básicamente su objetivo es mejorar la generación y consumo de energía en la localidad que comparten, al tiempo que fomentan la innovación y el desarrollo dentro de la misma.

¿Qué actividades pueden realizar las comunidades energéticas locales?

Con el propósito de cumplir sus objetivos, las comunidades energéticas locales tendrían la capacidad de:

  • Instalar un sistema de autoconsumo compartido o alimentar plantas colectivas para la generación de energía, partiendo de un sistema fotovoltaico o cualquier otra opción de energía renovable.
  • Gestionar y efectuar el mantenimiento de las instalaciones de autoconsumo. Así como distribuir y almacenar la energía generada. Esto implica asumir la responsabilidad por el cableado y el mantenimiento de los componentes del sistema (inversores, baterías, etc.).
  • Inyectar energía excedente a la red eléctrica convencional. Si la instalación de autoconsumo está acogida a la modalidad de autoconsumo compartido con excedentes, con o sin compensación.
  • De ser requerido, comprar de mutuo acuerdo energía renovable en el mercado eléctrico. Con el objetivo de suministrar o complementar electricidad para uso de todos los participantes.
  • Brindar servicios de recarga para coches y otros vehículos eléctricos.

E4e Soluciones asesora y apoya el desarrollo de comunidades de energía

E4e Soluciones es la empresa de ingeniería líder en el desarrollo de comunidades energéticas locales de España. En más de una década de trayectoria, hemos diseñado e instalado proyectos de autoconsumo fotovoltaico para empresas de distintos sectores y tamaños. Gracias a esta experiencia podemos adaptarnos a las características de cada proyecto.

E4e Soluciones presta un servicio integral, “llave en mano”, que incluye: estudio inicial, diseño, instalación y legalización del sistema fotovoltaico. De esta manera, proporcionamos soluciones de generación y autoconsumo con energía renovable compartible entre los asociados a comunidades energéticas. Por tanto, las comunidades podrán obtener la electricidad requerida para el consumo de sus integrantes. Ya sean personas, empresas o instituciones. Además, a estas comunidades pueden integrarse los puntos de recarga para coches eléctricos. Al igual que sistemas de aerotermia para climatización y agua caliente sanitaria. Más aún, pueden incluirse  aplicaciones para domótica y otros elementos de uso cotidiano.

Contacta con nosotros y entérate las ventajas de nuestros contratos EPC y PPA. Además, si deseas conocer más sobre las comunidades energéticas locales, te invitamos a visitar nuestra página web.

¿Tienes algún proyecto para para compartir y gestionar la energía con tus vecinos, las empresas de tu alrededor o tu municipio? Nosotros te asesoramos sin compromiso

Contáctanos

La puntuación de nuestros lectores
[Total: 0 Average: 0]

SECTORES

  • Residencial
  • Industria
  • Sanidad
  • Educación
  • Deporte y ocio
  • Logistica y transporte
  • Agrario
  • Organismos públicos

CONTACTO

Calle Joaquín María López 23, sótano 228015 , Madrid, España

Lunes a Jueves de 9:00 a 18:00

Viernes de 9:00 a 14:30

info@e4e-soluciones.com

91 811 92 24

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Las necesarias para que el sitio funcione correctamente

gdpr, PHPSESSID

Advertising

Análisis

Wordpress y Google analytics almacenan datos de navegación con el fin de hacer mejoras en el sitio web

_ga, _gat, _gid, SL_C_

Other