¿Has oído hablar sobre los radiadores eficientes energéticamente y no sabes qué son ni cómo distinguirlos? Desde
E4e Soluciones
te aclaramos las dudas.

Típico. Bajan las temperaturas y en casa te abrigas al estilo John Nieve por no encender la calefacción y que te llegue la “sorpresa” de factura a final de mes.

Si los últimos fríos, o el vaho que desprendes por el pasillo no te han convencido todavía, es porque no conoces los radiadores eficientes. La calefacción más económica para casa.

Los radiadores convencionales, de chapa o acero,  necesitan funcionar con agua muy caliente. Así pasas de vivir en Invernalia, al tropical Poniente. Hablamos de temperaturas de agua en torno a 70º. En cambio los radiadores de bajo consumo, mantienen más tiempo el calor. Tardan más en enfriarse y ahorran entre un 20-30% de energía.

¿Sabías que el primer radiador nació como una idea de Karl Benz, el creador de firma de coches Mercedes Benz? Y su funcionamiento no difiere mucho de los actuales radiadores de agua. El Señor Benz diseñó un sistema de tubos en espiral por donde aclimataba el agua del motor de su «carruajes sin caballos”.

En el caso de los últimos radiadores eficientes, el interior funcional es muy pequeño, y está formado por tuberías de cobre y por aletas de aluminio, utilizando muy poco volumen de agua, lo que les hace funcionar de formas muy rápidas y eficientes energéticamente.

Pero ¡ojo! Algunos productos se venden como “radiadores de bajo consumo” como reclamo publicitario y no es así. Estos son los que funcionan mediante electricidad, que es la energía más cara y menos eficiente de los sistemas de calefacción. Es el caso de “radiadores eléctricos de bajo consumo”, “calor azul, o “inercia térmica”.

¿Cómo reconocer los radiadores eficientes energéticamente?

  • Radiador + caldera: El tándem perfecto para una eficiencia energética de la calefacción, son los radiadores de agua caliente junto con calderas de condensación y bombas de calor trabajando a baja temperatura con válvulas termostáticas.
  • Ahorro CO2: Sus válvulas generan menos emisión de CO2 a la atmósfera, lo que produce un ahorro energético y económico.
  • Adaptabilidad al entorno. Los radiadores eficientes se adaptan bien a cambios de temperatura exterior o número de personas presentes en la estancia.
  • Instalación correctamente estudiada. Su instalación requiere de  una obra completa, y un estudio por parte de un instalador acreditado que garantizará un correcto cálculo y dimensionamiento de la instalación según el RITE. Así se asegura su máxima eficiencia.

¿Cómo escoger la potencia adecuada de un radiador eficiente?

Cuando elijas tu radiador, es importante calcular las características de tu hogar u oficina para poder cubrir las necesidades específicas.

Siempre proponemos dejarse aconsejar por un asesor energético , especializado en instalaciones, que realizará un cálculo de potencia necesario para calentar las estancias, aislamiento, orientación o zona climática.

Recuerda…Winter is comming.

La puntuación de nuestros lectores
[Total: 3 Average: 4]

SECTORES

  • Residencial
  • Industria
  • Sanidad
  • Educación
  • Deporte y ocio
  • Logistica y transporte
  • Agrario
  • Organismos públicos

CONTACTO

Calle Joaquín María López 23, sótano 228015 , Madrid, España

Lunes a Jueves de 9:00 a 18:00

Viernes de 9:00 a 14:30

info@e4e-soluciones.com

91 811 92 24