¿Por qué un panel solar casero? Estoy enganchado a los programas de supervivencia.

Oigo la palabra Alaska, forjado o cuchillo y no puedo evitar soñar con construir mi propia casa talando árboles.

Ese fervor por la naturaleza me ha llevado a sentirme muy cómodo con todo lo relacionado con el autoconsumo como forma de vida. Una de las vertientes de este autoconsumo fotovoltaico es la fabricación de paneles solares caseros.

El DIY de la energía.

De todas formas, antes de contarte todos los pasos para construir tu propia placa solar en casa, te cuento que en E4e Soluciones ofrecemos instalaciones fotovoltaicas de calidad con ahorro garantizado. Prueba a construir tu panel casero y cuándo hayas roto maderas, clavos y tornillos y no seas capaz de calentar ni un vaso de agua, llámanos y te atenderemos encantado. No te vamos a juzgar por intentarlo. Confía.

¿Cómo hacer un panel solar casero?

La desescalada del carbón y la guerra de precios de los combustibles fósiles son argumentos suficientes de peso para optar por el autoconsumo en el hogar.

Vamos a intentar ayudarte en este proceso de cuidado y respeto medioambiental con esta sencilla guía paso a paso para construir una placa solar por ti mismo.

En primer lugar, antes de ponerte a construir, necesitas elegir el lugar en el que va a ir colocado esta instalación fotovoltaica casera. Da igual quieres hacerlo para reducir el gasto a la hora de calentar el agua o si quieres liberarte de la red eléctrica convencional, tienes que elegir un sitio que reciba la mayor cantidad de luz solar posible.

En segundo lugar, una vez tengamos claro el lugar de instalación, tenemos que montar la base de nuestro panel. Necesitamos un espacio aproximado de un metro cuadrado en el que construiremos una estructura con cualquier material que no transmita la electricidad. Lo más normal es que optes por la madera, a fin de cuentas haces esto porque te imaginas en una cabaña de montaña sobreviviendo al frío con una piel de oso. Aún así, si usas un material plástico acrílico, la estructura pesará menos y será más manejable.

El tercer paso de nuestra guía para construir un panel solar casero es comprar células fotovoltaicas. Ni se te ocurra pensar que puedes construir también una célula solar desde cero. Vete mejor a tiendas especializadas y busca la célula más económica. Una vez domines la construcción de estas placas, gastate algo más de dinero en una buena célula solar sin taras ni desperfectos. Aun así, estas células son fáciles de encontrar y las tienes desde 3 euros para una potencia de unos 2,5W o kits solares más completos de casi 100W por unos 30€.

CONSEJO: Compra células sin cera, es muy pesado tener que quitarle luego esa pátina de protección.

Lo más normal para tu primera placa solar casera es que montes un kit de unas 32 celdas como mínimo. Con este número de celdas te aseguras una potencia de unos 20W que te puede servir para recargar una batería, por ejemplo.

Antes de empezar a colocar las celdas, tienes que proteger la base de la lluvia y el frío. La mejor opción es pintarlo con algún tipo de pintura protectora, sobre todo si lo estás construyendo en madera.

Montaje de la instalación fotovoltaica casera

Una vez tengamos protegido el soporte de nuestra placa solar DIY, toca cubrir todo el espacio con las células uniéndolas el polo negativo con el positivo. Normalmente todas las células vienen con pestañas incorporadas para ayudarte con esta conexión. Ten cuidado al unirlas, son muy frágiles y se pueden romper fácilmente.

Ahora llega el momento de sentirte poderoso.

Vamos a usar el soldador de baja potencia. Si no te sientes cómodo con el soldador o no quieres comprarte uno, también puedes usar una pistola de pegamento termofusible y un diodo de bloqueo.

La clave para soldar las células sin que se rompan es hacerlo con las celdas hacia abajo. Una vez soldadas, le damos la vuelta y podemos pegarlas a la base con silicona. Es un trabajo laborioso en el que necesitas estar lo suficientemente concentrado como para que las células encajen en la estructura sin que queden huecos amplios entre ellas.

Nos acercamos al final de nuestra construcción de un panel solar casero.

Ya casi lo tienes.

Cuando hayamos unido todas las células entre sí y a la base, tenemos que asegurarnos de protegerlas con una capa plástica de plexiglas, tanto por un lado como por el otro. Coloca el plexiglas encima de las celdas. Puedes atornillarla o pegarla, asegurate de que no queda ningún resquicio por el que pueda colocarse la lluvia o el hielo.

Una vez hecho este paso, ya sólo queda instalar el diodo de bloqueo que impide que el panel se descargue en momentos de oscuridad o poco sol y conectar el cableado a la toma de corriente para que la energía solar transformada en electricidad fluya hacia el circuito general.

Y con esto, como diría el presentador de Bricomanía, ya tenemos nuestro panel solar casero listo para calentar una piscina, cargar una batería pequeña o iluminar una zona de nuestro hogar.

Ya sabes por dónde empezar para construir tu propio panel solar, ahora, ¿sabes cuáles son las principales ventajas de las placas solares? Esta bien, lo sabes, y, ¿sabes cuáles son los principales usos que podrías dar a tu propio panel solar casero?

De todas formas, si tienes problemas para construirlo, siempre puedes escribir a E4e Soluciones para que te ayudemos a ahorrar con nuestras instalaciones fotovoltaicas de última generación.

Placas solares para autoconsumo fotovoltaico

Desde E4e Soluciones te recomendamos que pases de fabricar tu propio panel solar casero y que confíes en nuestros servicios de autoconsumo fotovoltaico para empresas o autoconsumo compartido si vives en una comunidad de propietarios. Nuestros clientes ahorran márgenes de hasta el 70% en su factura de la luz y no se tienen que preocupar por nada, les sale gratis.

¿Cómo lo hacemos? Fácil. Nosotros te proponemos un estudio gratis y sin compromiso para comprobar la viabilidad técnica y económica, en caso de ser interesante para el cliente, le proponemos un servicio integral llave en mano, dónde nosotros nos encargamos de toda la inversión. De esta manera nuestros clientes ahorran desde el primer día sin desembolsar ni un solo euro. ¿Cómo se financia la planta? La planta se financia con el ahorro generado y garantizado por contrato, una vez la planta ha sido amortizada, el ahorro crece exponencialmente para el cliente durante los próximos 35 años. Si quieres comprobarlo consulta nuestros proyectos.

¿Quieres saber cómo sería tu planta fotovoltaica?

Contáctanos

La puntuación de nuestros lectores
[Total: 0 Average: 0]

SECTORES

  • Residencial
  • Industria
  • Sanidad
  • Educación
  • Deporte y ocio
  • Logistica y transporte
  • Agrario
  • Organismos públicos

CONTACTO

Calle Joaquín María López 23, sótano 228015 , Madrid, España

Lunes a Jueves de 9:00 a 18:00

Viernes de 9:00 a 14:30

info@e4e-soluciones.com

91 811 92 24